La curiosa historia de Nick D’Arcy

Nick D’Arcy es un nadador australiano que saltó a la fama además de por sus grandes marcas en la piscina por ser el triste responsable de un lamentable suceso ocurrido días antes de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 en un bar de Sidney donde le fracturó la mandíbula, la nariz y la cuenca de un ojo a un compañero de equipo.

Por esta acción más propia de una pelea de boxeo la Federación Australiana de Natación le aporto de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y además le sancionó durante nada más y nada menos que catorce meses. Además de la sanción impuesta por la propia federación un tribunal civil australiano condenó a D’Arcy a pagar 194.000 dólares aunque este se declaró en quiebra lo que trajo consigo una autentica marejada dentro del Comité Olímpico Australiano (AOC).

A pocos meses para la disputa de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y con D’Arcy habiendo realizado la mínima olímpica y consiguiendo su plaza olímpica en los trials australianos, una nueva disputa parecía que se abría dentro de la natación australiana ya que aunque D’Arcy ya ha cumplido la sanción que le fue impuesta no ha sentado nada bien dentro del seno de la natación australiana que no pagara, declarándose en quiebra, la indemnización a la que se le fue condenado.

La disputa no llegó a ni tan siquiera nacer ya que el Comité Olímpico Australiano decidió convocar al especialista de los 200 metros mariposa para Londres 2012 tratando de dar normalidad al asunto y con ello podremos ver al nadador con mejor marca mundial (1:56.90) en la piscina de Londres luchando por las medallas en la prueba individual y es de esperar que también en los diferentes relevos de estilos.

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.